Test zapatillas FG Trial
Lunes 8 de abril de 2013
por Alvaro Lopez

PNG - 114.6 KB Cuando nos dispusimos a hacer el test de las zapatillas más importantes del momento, uno de los modelos que teníamos más ganas de poner bajo nuestra lupa fueron el par que usa el Campeón del Mundo de 20”, Benito Ros. Para ello, contactamos con la marca de las mismas, FG Trial y más en concreto con su dueño y creador, Francesco Policante.

A los pocos días contábamos con el material y con el propio Francesco al otro lado del teléfono para desvelarnos todos los secretos de esta singular zapatilla y su proceso de creación.

GIF - 123 KB

En primer lugar, las zapatillas FG Trial rompen con todo lo visto hasta ahora. Estamos acostumbrados a ver y usar zapatillas de materiales sintéticos y con unas formas muy determinadas. Es cierto que poco a poco se está saliendo de los patrones “establecidos” y se están realizando nuevos diseños que, como en este caso, no dejan indiferente a nadie. Estas zapatillas de diseño y fabricación italiana, están construidas en piel de ante. Esto es algo a tener en cuenta, puesto que es la primera marca que ha apostado por realizar una zapatilla específica de trial en un material no sintético. Si a la gran calidad de fabricación se le suma la intervención del Campeón del Mundo, Benito Ros, en su evolución, aporte de ideas y modificaciones, los resultados solo pueden ser positvos.

JPEG - 520.4 KB

JPEG - 1 MB FG las proporciona en una bolsa del color de la zapatilla y de buena calidad, comenzando ya a exponer su filosofía en la creación de la zapatilla, calidad. Su aspecto hace recordar a unos pies de gato y cuentan con un entrelazado de cordones que llega prácticamente hasta la punta de la misma. Otro detalle a valorar, es la protección de goma que recubre toda la zapatilla desde la puntera hasta prácticamente la mitad del pie por ambos lados. La marca italiana ha pretendido con esto ofrecer un mejor acabado y duración de las mismas, solventando uno de los puntos críticos de rotura, con una solución novedosa. Sin duda una de las claves más importantes a destacar, como el propio Francesco nos explicó, reside en la parte que “no se ve”. Esta zapatilla lleva una serie de protecciones tanto en los talones, como en las punteras y laterales de la misma. Estas protecciones dan durabilidad y confort durante la práctica del trial y las posibles deformaciones de la bota a medio y largo plazo.

JPEG - 1.5 MB JPEG - 894.7 KB JPEG - 888.6 KB

Todo en su diseño ha sido mimado y probado. Los cordones, de una grandísima calidad y acabados en amarillo y negro, llegan hasta prácticamente el tobillo y van a parar a un remate con acabado “carbono”, ofreciendo un ajuste perfecto. El talón como hemos dicho, está muy reforzado con una pieza negra en la que podemos ver la bandera italiana cosida, dejando claro donde se realiza todo el proceso de fabricación de la zapatilla. La lengüeta da una muy buena sensación y no es ni gorda ni fina, dando una sensación de ajuste en el empeine que pocas de sus rivales poseen. En general todo su interior ofrece un confort realmente alto y podemos decir que han acertado en el reparto de relleno y grosores del mismo en todos los puntos. Incluso en la propia lengüeta han colocado un paso de cordón perfectamente medido para que esta no se desplace a la hora de apretar la bota al pie.

JPEG - 897.5 KB

JPEG - 859.2 KB Dejando a un lado toda la parte de “construcción” llegaba el momento de poner a las FG Trial a prueba. Una de las cosas que todo piloto de trial sabe es que las zapatillas van bien cuando están gastadas, por este motivo no esperábamos un gran “grip” ni confort en las primeras sesiones. Aquí llega la primera sorpresa. La suela Vibram, elegida para este modelo, es realmente espectacular. Su compuesto hace que en el primer entrenamiento ya estés a gusto y por supuesto, la comodidad y feeling va aumentando a medida que se usan. Podemos decir que es una suela con unas propiedades antideslizantes realmente fantásticas.

Quizás flaqueen un poco más cuando se mojan pero esto es algo obvio, en primer lugar, no cuentan con taqueado similar a las Davos y en segundo lugar, su suela tira más de compuesto que de dibujo. Si bien es cierto que una vez hecha la “marca” del pedal, este problema desaparece por completo. Seguimos fijándonos en la suela y podemos ver que en la parte donde apoya el pedal es mono-compuesto y no existe otra capa entre el pie y la parte que contacta con el pedal. Esto nos causó una controversia, pues pensamos que una vez el pedal cortase la primera capa de suela, llegaría a nuestro pie. Nada más lejos de la realidad, la suela posee una durabilidad extremadamente alta y sin problema llegarán al año de uso utilizándolas muy a menudo. La parte de atrás cuenta ya con doble capa en la suela para amortiguar posibles caídas.

JPEG - 761.5 KB Para concluir este apartado, si necesitas echar “pie a tierra”, no te defraudarán y han demostrado que Vibram puede mirar de tú a tú a la famosísima suela Davos, algo que, al principio de este test, nos parecía una quimera. Para concluir, en términos de tacto con respecto al pie, están diseñadas para llevar con plantilla o bien sin ella, lo que dará un extra de “feeling” con el pedal.

Si nos fijamos en peso, no son de las más ligeras, pero no por ello te darán sensacion de pesadez. Esto es debido al gran número de refuerzos que se han incluido en la zapatilla y que hace que su peso sea de 820 gramos el par. La confección del modelo ha sido expresamente creado para el confort y la durabilidad.

CONCLUSION

Las FG Trial no solo nos han sorprendido, sino que tras varios meses de prueba, nos han demostrado el por qué de su precio y el buen gusto con el que están realizadas.
- A favor, son probablemente las zapatillas más exclusivas, duraderas, y con uno de los mejores “feelings” zapatilla-pedal del mercado. Agarran desde un primer momento y la sensación de ajuste al pie es total.
- En contra probablemente su elevado precio, algo totalmente comprensible si atendemos a los cánones de diseño y materiales que FG ha decidido utilizar en su producto. El peso, aunque como hemos dicho no dan en ningun momento sensación de pesadez.

JPEG - 504 KB